lunes, 26 de septiembre de 2016

Qué Saber: Jabones Artesanales y como ganarnos la vida con ellos.



Por: Edgar Andrés Valverde – Químico Puro

El jabón es un producto importante en nuestra vida diaria. Existen múltiples usos de los jabones, que van desde limpiar nuestros vehículos hasta para la limpieza personal.

Ahora bien, ¿cómo fue el origen o descubrimiento de este producto tan extraordinario?

Se dice que el jabón fue descubierto en un río de las faldas del Monte Sapo en Italia por un grupo de mujeres que lavaban sus ropas. Ellas notaron que al lavar sus prendas en ese río, quedaban más limpias y era más fácil lavarlas. Más arriba en el río se realizaban sacrificios de animales, cuya grasa mezclada con cenizas (que proporcionaban el medio alcalino), restos vegetales y el suelo arcilloso formaban una sustancia con características similares a las que hoy conocemos como jabón.

Probablemente el origen etimológico de la palabra saponificación provenga del Monte Sapo. La saponificación es el proceso químico por el cual es preparado el jabón.

Sin embargo, se han encontrado evidencias que sugieren que los sumerios en el año 3000 a.C. utilizaban sustancias jabonosas. Posteriormente, los egipcios en los años 1500 a. C. hacen referencia en sus papiros a una sustancia jabonosa utilizada para lavar el lino y algodón, así como también era utilizado en el tratamientos de enfermedades cutáneas.

En Oriente Medio, por lo menos durante 5000 años se ha producido jabón utilizando grasa y cenizas. Al parecer, para lavarse el cabello, los israelíes fabricaban un producto proveniente de la mezcla de aceite con ceniza.
La fabricación de jabón a partir del siglo XIII floreció en toda la cuenca del Mediterráneo. En las regiones de Venecia, Marsella, Savona y Génova producían jabones elaborados con aceite de oliva y sosa natural. Estos eran famosos por su alta calidad para el cuidado de la piel.

Hoy en día existen todo tipo de jabones y para todo tipo de usos, entre ellos tenemos el jabón de baño o de tocador, que podemos preparar artesanalmente desde nuestros hogares.

El jabón de baño podemos prepararlo de diferentes calidades, perfumados o inodoros, los podemos preparar líquidos, sólidos o hasta en forma de geles y con propiedades extras a la de sólo limpieza, como con propiedades hidratantes.

La fabricación es sumamente sencilla y en esta oportunidad no usaremos sosa o soda cáustica para mayor seguridad.

Podemos utilizar nuestro jabón de baño artesanal para propio uso y de nuestra familia o para comenzar nuestro propio negocio.

 

Preparación artesanal de jabón de baño:

Lo que necesitamos para preparar nuestro jabón de baño artesanal es:

Glicerina: Es la materia prima esencial para la preparación del jabón, se recomienda que sea transparente. Viene en bloques y la podemos conseguir en perfumerías, o distribuidoras de materia prima.

Aroma o aceites esenciales: Existe una gran cantidad de aceites esenciales como el de naranja, jengibre, laurel, menta entre muchos otros. Se debe escoger de acuerdo a su preferencia e igualmente se consigue en distribuidoras de materia prima.

Aceite de maíz o vaselina líquida: Se usa para colocar en los moldes, lo que evita que el jabón no se pegue cuando se seque.

Colorante: Debemos usar un colorante que combine con la esencia. Podemos usar como referencia los jabones comerciales.

Alcohol: Se usa en algunos de los casos cuando le salen burbujas al silicón. No siempre es necesario.

Otros aditivos: Si queremos hacer el jabón más hidratante, podemos agregar aceite de germen de trigo con vitamina E o aceite de almendras dulces. También podemos agregarle milenrama, la cual posee propiedades antimicrobianas a la vez que ayuda en la curación de heridas y quemaduras de la piel. A su vez, para favorecer la regeneración y la elasticidad de la piel podemos agregarle rosa mosqueta.

En este aspecto se puede ser muy imaginativo y aprovechar propiedades de ingredientes como la miel, la leche, la avena u otros componentes naturales.
Moldes: Podemos utilizar moldes de silicón como los que se usan en pastelería. A nivel comercial podemos encontrar estos moldes con muchas formas diferentes, es decir podemos complacer todo tipo de gustos (jabones con formas divertidas para los niños, o sencillamente jabones con la forma conocida en el mercado).

 

Proceso de preparación para 500 gramos de glicerina:

Lo primero que debemos hacer es preparar los moldes, para ello, los engrasamos con vaselina líquida o aceite de maíz. En caso de formarse burbujas, rociamos el molde con un poco de alcohol rebajado para eliminarlas.
Colocamos trozos pequeños de glicerina previamente cortados en baño de maría. El baño de maría debería estar entre los 60 0C a 65 0C. Después de derretir toda la glicerina procedemos a agregar las esencias, colorantes y otros aditivos mientras revolvemos. Al final vertimos el jabón en los moldes. Dejamos enfriar por treinta minutos y luego los ponemos en la nevera por alrededor de una hora. Procedemos a desmoldar y ya podemos comenzar a usarlos.

Nota: La cantidad de aceite esencial o fragancia es de 20 gotas o hasta una cucharada sopera, dependiendo del gusto que se le quiera dar. La cantidad de colorante también es a gusto del fabricante.

En cuanto a los aditivos, no se debe añadir más de una cucharada sopera por 500 gr de glicerina. El exceso en la cantidad de los aditivos puede resultar en que tu jabón salga blando y húmedo en exceso, por lo que no solidificará bien.
Los jabones preparados artesanalmente de esta manera poseen el beneficio de ser de mejor calidad y proteger mejor la piel que los jabones industriales, ya que no llevan “químicos” adicionales como preservantes. Por utilizar materias primas naturales, son más suaves y evitan reacciones desfavorables a la piel, irritación y otros problemas cutáneos. Es por ello que son usualmente usados y recomendados para bebes, niños pequeños, o incluso para pieles sensibles por recomendación médica.

Por otro lado, a nivel del cuidado del medio ambiente, estos jabones son mucho más amigables ya que la materia prima usada se degrada fácilmente al usarlo.

Es por ello que te invitamos a que hagas la prueba y fabriques tus propios jabones para que seas testigo de sus beneficios y de su excelente calidad.
Por Edgar Andrés Valverde – Químico Puro




¿Cómo Hacer Jabón? Guía para Preparar Jabón Artesanal

En términos químicos, un jabón es una sal de un ácido graso.
Estas sales resultan de la reacción química entre una base (comúnmente hidróxido de sodio o de potasio) y un ácido graso. el cual produce un glicerol y un grupo carboxilato (sal orgánica). A este proceso se lo llama saponificación.
Las grasas que se utilizan para la fabricación del jabón pueden ser de origen vegetal o animal. Uno de los jabones más antiguos y de los que más propiedades higiénicas y de salud tienen es el jabón de castilla, que está compuesto de sales orgánicas que provienen de la saponificación del aceite de oliva. Este es el jabón que fabricaremos a continuación.

¿Qué ingredientes se necesitan?

  • 1 litro de Aceite de Oliva (normal, no extra virgen)
  • 240 ml de solución de Hidróxido de Sodio al 40% (96 gramos de NaOH disueltos en 240 ml de agua)
  • 475 ml de agua pura (deseable que sea destilada, para evitar impurezas inorgánicas del agua del grifo)
  • 1 cucharada sopera o 25 ml de aceite esencial (aceite de coco, uva u otro)

¿Qué materiales se necesitan?

  • Recipiente de acero inoxidable o vidrio templado
  • 2 termómetros con graduación hasta los 100°C
  • Moldes para jabón
  • Cuchara de madera o plástico
Evita el uso de recipientes de cobre o aluminio, ya que el hidróxido de sodio puede atacar su superficie.

Procedimiento

Detallaremos la preparación por el método frío. Aún en este método, hay que calentar ligeramente la mezcla a saponificar hasta 45ºC, para facilitar la reacción.

Para comenzar, vierte 1 litro de aceite de oliva
en un recipiente. Coloca un termómetro con graduación en este recipiente para monitorear la temperatura. Caliéntalo hasta que alcance los 45 grados Celsius aproximadamente.

Es preferible utilizar una plancha de calentamiento para controlar el proceso, ya que utilizar una estufa de gas no permite controlar adecuadamente la temperatura. Si no cuentas con esto, puedes utilizar baño de vapor (Baño María), colocando un recipiente con agua en la estufa y posteriormente el recipiente de la preparación dentro de este.

Vierte los 475 ml de agua en un vaso de vidrio. Agrega los 240 mL de la soda cáustica con cuidado, y mezcla bien. Calienta la solución de NaOH hasta 45ºC, teniendo las mismas precauciones mencionadas anteriormente.

Saponificación

Cuando la solución de soda cáustica alcance 45 grados Celsius, viértela en el aceite de oliva.

En este paso se pueden generar gases, evita entrar en contacto con ellos (trabajando en un lugar ventilado).

Vierte una cucharada de aceite esencial de tu gusto en la mezcla. Esto añadirá aroma, textura y propiedades al jabón. El aceite de coco contiene propiedades de rejuvenecimiento y antioxidante, debido a su alto contenido de vitamina E. Se puede añadir aceite de quinoa, el cual es un regenerador de células, o aceite de amaranto, que es ideal para pieles secas.

Después de añadir el segundo aceite, mezcla con una cuchara de madera o plástico hasta que se espese. Esto puede llevar de 30 minutos a 1 hora.

 

Jabón Artesanal

Si bien el jabón a base aceite de oliva puede ser un producto opaco, puedes añadir algunos componentes con el fin de hacer un jabón artesanal.
Antes de volcar el jabón a los moldes, puedes colocar en la superficie del molde rodajas de limón, naranja, o pétalos de rosa para darle un aspecto o aroma diferente. También puedes añadir al molde semillas de chía, girasol, amaranto u otras. Una vez que ganes experiencia preparando jabones, puedes investigar sobre cómo estos agregados pueden darle mejores propiedades a tu producto.

Vierte la mezcla en un molde para jabones, y cúbrelo con un paño. Colocalo producto en un cuarto oscuro y de preferencia fresco durante 5 a 10 días. Cuando el jabón tome su rigidez característica, desmóldalo y rótalo para dejarlo durante 5 o 10 días madurando del lado contrario.

El proceso de saponificación es largo, por lo general se recomienda 1 mes en total de maduración del jabón, aunque más tiempo también ayuda.

Alternativas para la producción de jabón

Existen muchas variedades de jabones que puedes preparar. En esta fabricación, y para comenzar, usamos aceite de oliva, ya que es un aceite disponible fácilmente. Pero también se pueden utilizar otros bases grasas como el aceite de coco, de palma, de soja o de maíz, los cuales proporcionarán un color, aroma y textura diferente a la del jabón preparado en base al aceite de oliva.

¡Mucha suerte con tu preparación!


[Agradecemos el aporte de Jesús Valdez en la elaboración de este artículo.]



¿Cuánto dura un jabón?

   Para responder de forma “seria” a esta pregunta debería decir que dependiendo de su formulación y del uso específico que le demos, es lógico pensar que un jabón facial dura muchísimo más que uno de ducha, pero no todo termina ahí…

   Si es usted adicto al jabón natural habrá descubierto, ya a estas alturas, el placer de girar y girar la pastilla en torno a la redecilla de ducha con la que nos gusta utilizarlos, de ver como las primeras burbujas grandes se van convirtiendo en espuma firme, de burbuja pequeña y cremosa.

   Ahí está la respuesta, depende de lo que disfrute de este ritual. Por mi parte, lo reconozco, me enjabono siempre más de una vez…

   Este es el motivo por el cual el 80% de los jabones que elaboramos son de ducha, para que nunca nos falten y evitar recurrir a un detergente (por muy “syndet” que sea). Nuestra piel lo agradece mostrándose suave, muy suave e hidratada, en una palabra: fresca.


   El jabón de hoy contiene mantecas de Cacao y Karité, así como aceites de Oliva, Coco y Ricino. Está coloreado con micas cosméticas, de ahí esos reflejos que puede apreciar en la foto; los aceites esenciales de Azahar, Bergamota, Litsea y Cedro se encargan de hacernos aún más placentera la ducha diaria.



Fuentes:
https://iquimicas.com/fabricar-jabon-bano-gratis-formula-gratis/
http://www.ingenieriaquimica.org/articulos/como-hacer-jabon
http://www.jabonesdecasa.com/

No hay comentarios.:

Publicar un comentario