jueves, 29 de septiembre de 2016

DISEÑO PREDIAL


El gran interés en la planificación para el incremento de escala podría acarrear una falsa confianza en las actividades y estrategias predeterminadas. Hubo tempranas advertencias de David Korten y Carl Taylor que nos recordaron las limitaciones y los peligros de confiar en patrones establecidos. Carl Taylor nos advirtió de que en el trabajo de desarrollo social, “no hay soluciones universales, sino solamente procesos universales”. En la reunión de Washington, Norman Uphoff enfatizó de que lo que necesitamos es un marco referencial y no patrones establecidos, y que con demasiada frecuencia, intentamos encontrar soluciones en línea recta y a las innovaciones las volvemos rutinarias. Es frecuente que se impulse la estandarización, pero lo que probablemente se necesita es una sistematización, que es menos “estricta”. Uphoff alertó a los participantes de los peligros de ver al incremento de escala como una simple réplica (el enfoque del cortador de galletas) ya que un escalamiento en la calidad debería involucrar la multiplicación a través de una adaptación y no de réplicas. Es probable que en este contexto, también aumenten cada vez más las limitaciones de los proyectos modelo y pilotos. El énfasis en el fortalecimiento organizativo y en las capacidades de aprendizaje destacado por numerosos participantes (probablemente el único concepto más mencionado) resulta de una apreciación de las inquietudes expuestas por Korten, Taylor y Uphoff.

Uno de los grandes desafíos, que se enfrenta al establecer Unidades Agroecológicas sustentables, es alcanzar una utilización eficiente de los recursos propios del agroecosistemas, lograr maximizar las relaciones de complementariedad entre los componentes, mejorar la base biológica y la viabilidad económica y técnica. Esto es posible, sin duda, a través de un diseño predial, aspecto fundamental que permite aproximarse a los objetivos de sustentabilidad para la alimentación en la ciudades.

Agroecosistema

Es un ecosistema artificial ocasionado por la intervención del ser humano. Mediante esta artificialización se busca una mayor producción neta. De lo que se desprende que la agricultura es una actividad artificial, pero ello no significa que ésta deba ser incompatible con la naturaleza. Esta artificialidad debe basarse en un modelo de producción y aprovechamiento sostenido. Es decir, cualquier campo de cultivo, un conjunto de campos, una unidad agrícola y un paisaje conformado por diferentes unidades agrícolas son ecosistemas que para su mejor estudio y entendimiento se le llama agroecosistema.

Al igual que todas las formas de agricultura. “Agricultura Ecológica” no significa mantener un ecosistema en su forma natural. Necesariamente “agricultura” implica artificializar los ecosistemas naturales manteniéndolos en un nivel pionero, que se caracteriza por una baja tasa de respiración lo que permite una mayor acumulación de biomasa que resulta en una alta productividad neta.

En sus estados iniciales de desarrollo las especies vegetales presentan una mayor producción de biomasa que cuando llegan a un estado de madurez. Por eso las cosechas suceden antes de que el ecosistema llegue a su maduración. Por ejemplo, en la naturaleza se observa, y aún más en condiciones tropicales la velocidad impresionante con que un bosque talado se regenera, pero en la medida en que éste va alcanzando su madurez, su velocidad de regeneración va disminuyendo y con ello su producción neta de biomasa.

El arte de una agricultura bien lograda, como lo demuestra la historia a través de los siglos ha sido mantener el ecosistema en un estado intenso de producción, sin agotarlo. En los ecosistemas naturales maduros la productividad bruta es alta, pero la respiración también lo es, por lo que la productividad neta tiende a valores cercanos a cero.

Los sistemas agrícolas son creaciones humanas y sus componentes no son sólo, plantas y animales, Las expresiones conocidas de agricultura no sólo responden a las limitantes del medio ambiente, factores bióticos y de las necesidades del cultivo, éstas también expresan aspiraciones humanas de subsistencia y condiciones económicas. Factores tales como disponibilidad de mano de obra, acceso y condiciones de los créditos y subsidios, riesgos percibidos, información sobre precios, obligaciones de parentesco, el tamaño de la familia y el acceso a otro tipo de sustento, son a menudo factores críticos para la comprensión de la lógica de un sistema de agricultura. En especial, cuando se analizan las situaciones de los pequeños campesinos, fuera de las condiciones de los países del norte, el simple análisis de maximización de las cosechas en monocultivos se hace menos útil para la comprensión del comportamiento del campesino y de sus opciones agronómicas.

Los científicos agrícolas convencionales han estado preocupados principalmente con el efecto de las prácticas de uso de la tierra y manejo de los animales o la vegetación en la productividad de un cultivo dado, usando una perspectiva que enfatiza sólo un problema objetivo corno es el de los nutrientes del suelo o los brotes de plagas. Esta forma de analizar los sistemas agrícolas ha sido determinada en parte por la limitada relación entre las diferentes disciplinas y la estructura de la investigación científica convencional, que tiende a atomizar los problemas de la investigación y tener un enfoque de la agricultura orientado a lograr un solo producto. No cabe duda de que la investigación agrícola basada en este enfoque ha tenido éxito en incrementar el rendimiento en situaciones agroecologicamente favorables.

Un agroécosistema eficiente tiene como características:
  • Máxima eficiencia en la fotosíntesis, se busca plantas o un ordenamiento de estas para que aprovechen la energía solar en forma óptima, para transformarlas en sustancias útiles.
  • Debe procurarse que la estructura del sistema esté constituido por plantas con bajo nivel de pérdida de energía por respiración, para procurar una mayor productividad neta.
  • Debe buscarse que la energía asimilada se reparta hacia diferentes partes del cultivo, especialmente hacia los órganos que sean los fines del cultivo, por ejemplo: raíces, tallos, granos, etc.
No todas las plantas tienen la misma eficiencia fotosintética, el objetivo básico del mejoramiento debe ser convertir la energía solar en productos útiles como aceites, proteínas, carbohidratos, etc., El aumento en la absorción de energía puede lograrse si se aumenta el área foliar, al respecto es necesario recordar que en asociaciones de cultivos adecuados se consigue un aumento del área foliar y, por ende, un aumento de la eficiencia fotosintética.

Se sabe que una planta puede llegar a tener un índice de área foliar (IAF) óptimo cuando el 95% de la energía lumínica enviada por el sol es captada por su follaje, asimismo, la planta puede llegar a tener un índice de área foliar máximo cuando la asimilación neta es cero y el espacio entre planta y planta es cubierto totalmente por el follaje de dichas plantas.
Cuanto más artificial sea el sistema, menor será su estabilidad y resistencia (ante la sequía o el ataque de plagas, por ejemplo) y, por tanto, mayor deberá ser el aporte de los estímulos. Los agroecosistemas muy artificializados dependen mucho del hombre y si no se le adicionan los estímulos necesarios, en las cantidades y en los momentos determinados, la producción falla.” (Brzovic, Lara y Leyton 1990).



PRINCIPIOS PARA EL DISEÑO Y MANEJO DE UNIDADES AGROECOLÓGICAS

Como se señalo en párrafos anteriores, la concepción de sustentabilidad predial necesita que la Unidad Agroecológica sea considerada como un ecosistema global, en el que la investigación y la producción busquen no solamente resultados en relación a altos rendimientos en cada actividad, sino en optimizar a la Unidad Agroecológica como a un todo.

En este marco conceptual, se revisarán a continuación los principios y fundamentos agroecológicos aplicables al manejo de Unidades Agroecológicas que permiten obtener sustentabilidad biológica y viabilidad económica en las mismas.
  1. Diversificación espacial y temporal.
  2. Integración de la producción animal y vegetal.
  3. Mantención de altas tasas de reciclaje de desechos animales y vegetales.
  4. Optimización del uso del espacio, con un diseño adecuado de la superficie.
 
 
ETAPAS PREVIAS AL PLAN DE MANEJO DE LA UNIDAD AGROECOLOGICA. 


Se debe planificar el reordenamiento del manejo de la Unidad Agroecológica en el cual el se va a desarrollar el proceso de producción agroecológico, valorando Las formas de producción que se hayan implementado por las familias campesinas, indígenas y afrodescendientes de la zona.

De esto podremos decir que al implementarse algunos cambios en su transformación productiva de algunos predios, costará más que otros que hayan sido manejados de una manera más armónica (con menor depredación de los recursos).

Entre los aspectos importantes que se tienen que considerar tenemos los siguientes:

  • El piso ecológico (según la sociobioregión) en donde se implementaran las actividades productivas.
  • Como se encuentra la conservación de los suelos.
  • Las características (tamaño, fisiografía, recursos naturales) de la Unidad Agroecológica.
  • Los recursos económicos y la capacidad técnica de la que disponen las brigadas y los agricultores y las agricultoras que van a participar.
  • Si ha existido formación técnica para el manejo de los policultivos y de la crianza de animales.



PLAN DE MANEJO DE LA UNIDAD AGROECOLÓGICA.


El plan de manejo de la Unidad agroecológica viene después de que se haya hecho un estudio minucioso de los pro y los contra que se tenga al momento de realizar un cambio en el predio que las brigadas y/o los agricultores vienen manejando, estos cambios deben permitir las mejoras económicas y de la sustentabilidad. Luego esta propuesta debe ser discutida con todos los miembros de las brigadas y grupos de agricultores o agricultores, para que sean ellos quienes determinen si les conviene o no. Para lograr tener el éxito deseado es necesario que se tomen en cuenta las siguientes aspectos:

  1. Que los agricultores o las agricultoras y las brigadas cuenten con el conocimiento adecuado de la propuesta y se responsabilicen por el desarrollo de las actividades planificadas.

  1. Para la ejecución de las actividades debe contar el agricultor o la agricultora y las brigadas con el apoyo de Educadores o Educadoras Populares y Promotores o Promotoras que tengan un conocimiento suficiente de los diferentes componentes que se encuentran en la Unidad Agroecológica, así como de los que se pueden sugerir en el manejo de la misma, buscando la sustentabilidad por la mejora de la producción.

  1. Se debe planificar las actividades de una manera ordenada con el fin de no poner en riesgo la producción de la Unidad agroecológica. Los cambios se deben hacerse poco a poco. .

Para tener éxito con la metodología se debe hacer un análisis especial, a partir de dos escenarios comprendidos en:

  1. Un análisis de la Unidad Agroecológica percibiendo su estado actual ya sea en la parte agrícola como pecuaria.

  1. Y un análisis del espacio dado, a partir de una información más cuantitativa. Es decir producción por hectárea, rendimientos económicos por ha, etc.


EL PROCESO DE TRANSICIÓN 


El proceso de transición es en si el tiempo y espacio que el agricultor o agricultora y los brigadistas se tomarán para desarrollar las acciones necesarias para cambiarse de un sistema de cultivo o de crianza a otro. Es decir, es el camino que necesita recorrer. Para llevar un predio de un sistema de producción actual (convencional) a un sistema agroecológico.

En el proceso de transición se tiene que considerar los siguientes aspectos:

  • Identificación de criterios de gestión para el desarrollo agroecológico del predio.
  • Diagnóstico del predio (para conocer el estado actual).
  • Planeamiento de objetivos.
  • Identificación de los principales problemas del predio. Estado actual.
  • Selección de alternativas viables de solución.
  • Planificación de estrategias y alternativas. Para el desarrollo del plan.
  • Proyección económica de las soluciones planteadas. Presupuesto que se requiere para llevar adelante las actividades.

Es indispensable seguir un orden lógico para el logro de los objetivos y estos son:

  • Diagnóstico.
  • Planificación para el manejo, y
  • Análisis de las mejoras.



DIAGNOSTICO DEL PREDIO. 


Sirve para identificar los principales factores que limitan la producción de la Unidad Agroecológica, y especificar las posibles acciones a tomar, además permite conocer la forma como los agricultores o las agricultoras y las brigadas manejan sus Unidades agroecológicas y analizar porque de ese manejo, ya que responderá a una lógica productiva, sujeta a un análisis económico, ambiental, tecnológico, social y cultural.


Para realizar un buen análisis en el diagnóstico se requiere de bastante habilidad, y experiencia en la toma de la información. A la vez conocimientos de los procesos tecnológicos que se manejan en la zona. La importancia de este proceso recae en que, la recomendación y planificación de las actividades que se requieran para un manejo sustentable de la Unidad Agroecológica, tomaran como base el análisis realizado. El éxito o el fracaso de un plan está basado en la realización del diagnóstico, si se ha considerado todos los pormenores y si se ha realizado un análisis profundo de los problemas que en la actualidad está atravesando la Unidad agroecológica, los resultados serán positivos.


Croquis de la Unidad Agroecológica. 


En el proceso de diagnóstico, el croquis es uno de los primeros pasos que debe realizarse, debiendo ser dibujado por el grupo, para la cual es adecuado lograr la participación de la comisión de producción de las brigadas o de los grupos de agricultores o agricultoras. Este croquis, en algunos casos, puede ser reestructurado cuando se realiza el recorrido para levantar la información. Debiendo resaltarse la distribución de las áreas con:
-Cultivos - Frutales
-Pastos - Distribución de árboles.
-Bosque - Huertos.
-Casa - Caminos de acceso.
-Corrales - Áreas de descanso.
-Canales - Fuentes de agua.

Si el área a cultivar quizás pueda tener más de un predio o componente, cada uno debe contar su respectivo croquis y con toda la información del área que dispone, ya que de ello dependen las actividades reproductivas y productivas. Si se pretende plantear un manejo sostenido de sus recursos, el plan debe tomar en cuenta lo que actualmente dispone.


Estratificación de la Unidad Agroecológica. 


La estratificación se realiza siempre con la finalidad de tener un orden de manejo, ya que esta actividad nos permite visualizar el número de lotes o campos y el área utilizado por cada lote o campo. Generalmente el predio se divide en unidades de manejo que son los lotes o campos (subsistemas). Por eso es necesario:

  • Identificar adecuadamente los lotes o campos existentes.
  • Reflexionar acerca de si la estratificación es la adecuada.
  • Realizar la propuesta de una nueva estratificación.

Los lotes o campos deben ser señalados con números o incluyendo algún nombre que facilite la identificación del responsable o la responsable, debiéndose enumerar comenzando por la parte superior de la Unidad agroecológica para facilitar la graficación del transepto, que debe ser semejante a la del croquis planteado, y poder así ordenar los lotes de acuerdo a la pendiente predominante del terreno.


Área de los lotes o campos.


Es importante saber cuál es el área del lote o campo y las medidas del perímetro (m) de cada uno de los lotes y del conjunto de la Unidad Agroecológica. Estos datos facilitan la planificación y proyección de los rendimientos.


De hecho los lotes o campos presentan figuras irregulares: cuadrados, trapecios, triángulos, etc. En cada caso se tiene que recurrir a las formulas establecidas para cada una de las figuras geométricas, para determinar sus superficies.


Para determinar el número de árboles que se pueden sembrar en los lados de cada uno de los lotes o campos (de acuerdo a la propuesta de implementación del subsistema forestal de cercas vivas productivas; se propone la siembra intercalada de frutales o especies, arbustos y/o raíces y tubérculos en línea en cada uno de los lados de los lotes formados) se suma la longitud de los lados de cada uno de los lotes. Cuando uno de los lados forma parte de dos lotes esta dimensión se tomará en cuenta una sola vez.


Levantamiento de información por lotes y por subsistemas agroecológicos.

Esta información obtenida debe ser bien pormenorizada, primeramente de los lotes y luego de los subsistemas de producción, de esta manera por lo menos registrar lo siguiente:


Subsistema suelo 

Para determinar en qué suelo está implementado el sistema de cultivo se recurre a tomar los siguientes datos:

  • Anotar las características físicas como son: Color y textura, Compactación, Profundidad, pendiente, Pedregosidad y erosión.

  • Las Características biológicas: Contenido de materia orgánica, número de lombrices por metro cuadrado, Tipo de manejo del suelo.

Subsistema cultivo 

Se refiere a que cultivo tiene en la Unidad Agroecológica y como lo viene manejando, es decir bajo qué forma de manejo (asociaciones que hace, densidades que maneja, especies que está desarrollando, épocas de siembra, número de deshierbes por hectárea y por año, tipo de foliares que utiliza, épocas de cosecha, destino de la producción, destino de los residuos de cosecha etc.).



Subsistema riego / humedad 

Se obtiene información necesaria para determinar cuál es el sistema de riego que usa para sus cultivos, si es natural o cual es la fuente de donde obtiene el agua, si tiene reservorios o tanques en las parcelas, tiene canales de riego, cual es la frecuencia y el volumen de agua que usa en el riego, como maneja la humedad, problemas principales en el manejo del agua y si hay presencia de sales.


Subsistema pecuario (si está presente o considerar en la propuesta) 

Análisis de la situación actual de los pastos, que tipo de especies produce para su ganado bovino, cuantos deshierbes por año, número de cortes por año, cuantos animales soporta por hectárea y que tiempo, tipo de manejo, precio que vende el ganado y rendimiento en kilogramos por metro cuadrado y por hectárea.


Análisis del sistema de crianza, especie y cantidad que tiene de cada una de ellas, que tipo de alimentación les proporciona (forrajes o balanceados), si realiza un control permanente de los parásitos de los animales, si los maneja estabulados o semi estabulados o de qué manera, el uso que le da al estiércol producido por los animales, y el precio al que vende las diferentes especies.


Subsistema Agroforestal. 

Forestación o reforestación.- El área que a forestado o reforestado, el estado de la plantación, cuales son las especies predominantes, edad de la plantación, el fin que se le da a la producción y el volumen de la producción por hectárea. Agroforestería.- Que especies frutales, maderables o arbustos tiene sembrados, número de árboles por hectárea, edad de los árboles, el uso que les da a cada una de ellas y los arreglos temporales o espaciales que les da.


Evaluación de la información recolectada para el plan de manejo 

Luego de tener toda la información respecto a la Unidad Agroecológica estudiado es necesario evaluar las fortalezas y limitaciones.


Fortalezas respecto a:
  • Rotación de cultivos.
  • Uso de estiércol procesados.
  • Disponibilidad adecuada de agua de riego, Y otros.

Limitaciones en:
  • Escasa mano de obra
  • Suelos erosionados
  • Bajo contenido de Materia Orgánica
  • Presencia de monocultivo
  • Plagas y enfermedades.
  • Bajos rendimientos y otros.



PLANIFICACIÓN DE LA UNIDAD AGROECOLÓGICA


Lo que se requiere con esto es mejorar lo que se tiene mediante un reordenamiento de sus cultivos y la crianza en la Unidad agroecológica e implementar algunos cambios con el fin de que los objetivos se cumplan y mejore su nivel de producción y de vida sin degradar el medio ambiente y asegurando la alimentación de la familia.

Si existe ya realizado un buen diagnóstico de la Unidad agroecológica, es necesaria una buena planificación, tomando en cuenta sus intereses, aspiraciones, y proyecciones.


Las recomendaciones de una nueva estructura del diseño predial es importante que se entiendan perfectamente del manejo actual de los cultivos y los cambios recomendados, para seguridad de lo que se va ha invertir.


Principios y objetivos del plan de manejo. 


Como principios que orientan un buen diseño predial son:
  • Conservación y manejo adecuado de suelos.
  • Reciclaje de nutrientes.
  • Diversidad productiva y sostenida.
  • Protección fitosanitaria, en forma preventiva.
  • Equilibrio de los componentes de la Unidad Agroecológica.

Objetivos del diseño predial.
  • Establecer sistemas de cultivo y de crianza que le permitan la diversidad en la producción.
  • Establecer sistemas viables acorde de la ubicación geográfica.
  • Obtener una producción sostenible a través del tiempo, sin deteriorar los recursos naturales.
  • Promover la autosuficiencia alimentaria.
  • Promover el equilibrio entre la producción para el consumo y el consumo.
  • Conservar y regenerar los recursos naturales.
  • Usar tecnologías acorde al medio ambiente.
  • Activar mecanismo de autogestión.

Sistematización de las recomendaciones. 

La sistematización de las recomendaciones es de vital importancia, ya que nos permite tener fuentes de información que ayudarán a corregir problemas del agricultor en posteriores momentos.

Si la recomendación a tenido éxito o ha fracasado es indispensable tener la información sistematizada, ya sea para soluciones o prevenciones de la recomendación.


Análisis de las mejoras. 

El análisis de rentabilidad es una herramienta muy importante en cualquier sistema de producción, pues permite monitorear y evaluar el desarrollo del sistema de la Unidad Agroecológica propuesto.
  1. Inventario de la finca al iniciar el proceso, Es una práctica importante porque nos permite valorizar económicamente los recursos productivos de cada predio y tener una línea base al inicia del plan del diseño predial, este inventario debe realizarse por lo menos cada año.
  2. Registro de Inversiones, Es importante registrar todas las compras que se hagan para la ejecución del plan, por ejemplo la adquisición de herramientas, equipos, maquinaria, plantas para la siembra y infraestructura.
  3. Registros de costos de producción, Aquí se debe tomar en cuenta los gastos en insumos y actividades necesarias y realizadas para producir en las tres actividades antes anotadas como son: agrícolas, ganaderas y forestales.


FUENTES:
http://todaslasmanosalasiembra.globered.com/categoria.asp?idcat=41
http://conciencia-sustentable.abilia.mx/descuentos-predial-azotea-verde-mexico/
http://www.leisa-al.org/web/index.php/volumen-17-numero-3
 
 

lunes, 26 de septiembre de 2016

Qué Saber: Jabones Artesanales y como ganarnos la vida con ellos.



Por: Edgar Andrés Valverde – Químico Puro

El jabón es un producto importante en nuestra vida diaria. Existen múltiples usos de los jabones, que van desde limpiar nuestros vehículos hasta para la limpieza personal.

Ahora bien, ¿cómo fue el origen o descubrimiento de este producto tan extraordinario?

Se dice que el jabón fue descubierto en un río de las faldas del Monte Sapo en Italia por un grupo de mujeres que lavaban sus ropas. Ellas notaron que al lavar sus prendas en ese río, quedaban más limpias y era más fácil lavarlas. Más arriba en el río se realizaban sacrificios de animales, cuya grasa mezclada con cenizas (que proporcionaban el medio alcalino), restos vegetales y el suelo arcilloso formaban una sustancia con características similares a las que hoy conocemos como jabón.

Probablemente el origen etimológico de la palabra saponificación provenga del Monte Sapo. La saponificación es el proceso químico por el cual es preparado el jabón.

Sin embargo, se han encontrado evidencias que sugieren que los sumerios en el año 3000 a.C. utilizaban sustancias jabonosas. Posteriormente, los egipcios en los años 1500 a. C. hacen referencia en sus papiros a una sustancia jabonosa utilizada para lavar el lino y algodón, así como también era utilizado en el tratamientos de enfermedades cutáneas.

En Oriente Medio, por lo menos durante 5000 años se ha producido jabón utilizando grasa y cenizas. Al parecer, para lavarse el cabello, los israelíes fabricaban un producto proveniente de la mezcla de aceite con ceniza.
La fabricación de jabón a partir del siglo XIII floreció en toda la cuenca del Mediterráneo. En las regiones de Venecia, Marsella, Savona y Génova producían jabones elaborados con aceite de oliva y sosa natural. Estos eran famosos por su alta calidad para el cuidado de la piel.

Hoy en día existen todo tipo de jabones y para todo tipo de usos, entre ellos tenemos el jabón de baño o de tocador, que podemos preparar artesanalmente desde nuestros hogares.

El jabón de baño podemos prepararlo de diferentes calidades, perfumados o inodoros, los podemos preparar líquidos, sólidos o hasta en forma de geles y con propiedades extras a la de sólo limpieza, como con propiedades hidratantes.

La fabricación es sumamente sencilla y en esta oportunidad no usaremos sosa o soda cáustica para mayor seguridad.

Podemos utilizar nuestro jabón de baño artesanal para propio uso y de nuestra familia o para comenzar nuestro propio negocio.

 

Preparación artesanal de jabón de baño:

Lo que necesitamos para preparar nuestro jabón de baño artesanal es:

Glicerina: Es la materia prima esencial para la preparación del jabón, se recomienda que sea transparente. Viene en bloques y la podemos conseguir en perfumerías, o distribuidoras de materia prima.

Aroma o aceites esenciales: Existe una gran cantidad de aceites esenciales como el de naranja, jengibre, laurel, menta entre muchos otros. Se debe escoger de acuerdo a su preferencia e igualmente se consigue en distribuidoras de materia prima.

Aceite de maíz o vaselina líquida: Se usa para colocar en los moldes, lo que evita que el jabón no se pegue cuando se seque.

Colorante: Debemos usar un colorante que combine con la esencia. Podemos usar como referencia los jabones comerciales.

Alcohol: Se usa en algunos de los casos cuando le salen burbujas al silicón. No siempre es necesario.

Otros aditivos: Si queremos hacer el jabón más hidratante, podemos agregar aceite de germen de trigo con vitamina E o aceite de almendras dulces. También podemos agregarle milenrama, la cual posee propiedades antimicrobianas a la vez que ayuda en la curación de heridas y quemaduras de la piel. A su vez, para favorecer la regeneración y la elasticidad de la piel podemos agregarle rosa mosqueta.

En este aspecto se puede ser muy imaginativo y aprovechar propiedades de ingredientes como la miel, la leche, la avena u otros componentes naturales.
Moldes: Podemos utilizar moldes de silicón como los que se usan en pastelería. A nivel comercial podemos encontrar estos moldes con muchas formas diferentes, es decir podemos complacer todo tipo de gustos (jabones con formas divertidas para los niños, o sencillamente jabones con la forma conocida en el mercado).

 

Proceso de preparación para 500 gramos de glicerina:

Lo primero que debemos hacer es preparar los moldes, para ello, los engrasamos con vaselina líquida o aceite de maíz. En caso de formarse burbujas, rociamos el molde con un poco de alcohol rebajado para eliminarlas.
Colocamos trozos pequeños de glicerina previamente cortados en baño de maría. El baño de maría debería estar entre los 60 0C a 65 0C. Después de derretir toda la glicerina procedemos a agregar las esencias, colorantes y otros aditivos mientras revolvemos. Al final vertimos el jabón en los moldes. Dejamos enfriar por treinta minutos y luego los ponemos en la nevera por alrededor de una hora. Procedemos a desmoldar y ya podemos comenzar a usarlos.

Nota: La cantidad de aceite esencial o fragancia es de 20 gotas o hasta una cucharada sopera, dependiendo del gusto que se le quiera dar. La cantidad de colorante también es a gusto del fabricante.

En cuanto a los aditivos, no se debe añadir más de una cucharada sopera por 500 gr de glicerina. El exceso en la cantidad de los aditivos puede resultar en que tu jabón salga blando y húmedo en exceso, por lo que no solidificará bien.
Los jabones preparados artesanalmente de esta manera poseen el beneficio de ser de mejor calidad y proteger mejor la piel que los jabones industriales, ya que no llevan “químicos” adicionales como preservantes. Por utilizar materias primas naturales, son más suaves y evitan reacciones desfavorables a la piel, irritación y otros problemas cutáneos. Es por ello que son usualmente usados y recomendados para bebes, niños pequeños, o incluso para pieles sensibles por recomendación médica.

Por otro lado, a nivel del cuidado del medio ambiente, estos jabones son mucho más amigables ya que la materia prima usada se degrada fácilmente al usarlo.

Es por ello que te invitamos a que hagas la prueba y fabriques tus propios jabones para que seas testigo de sus beneficios y de su excelente calidad.
Por Edgar Andrés Valverde – Químico Puro




¿Cómo Hacer Jabón? Guía para Preparar Jabón Artesanal

En términos químicos, un jabón es una sal de un ácido graso.
Estas sales resultan de la reacción química entre una base (comúnmente hidróxido de sodio o de potasio) y un ácido graso. el cual produce un glicerol y un grupo carboxilato (sal orgánica). A este proceso se lo llama saponificación.
Las grasas que se utilizan para la fabricación del jabón pueden ser de origen vegetal o animal. Uno de los jabones más antiguos y de los que más propiedades higiénicas y de salud tienen es el jabón de castilla, que está compuesto de sales orgánicas que provienen de la saponificación del aceite de oliva. Este es el jabón que fabricaremos a continuación.

¿Qué ingredientes se necesitan?

  • 1 litro de Aceite de Oliva (normal, no extra virgen)
  • 240 ml de solución de Hidróxido de Sodio al 40% (96 gramos de NaOH disueltos en 240 ml de agua)
  • 475 ml de agua pura (deseable que sea destilada, para evitar impurezas inorgánicas del agua del grifo)
  • 1 cucharada sopera o 25 ml de aceite esencial (aceite de coco, uva u otro)

¿Qué materiales se necesitan?

  • Recipiente de acero inoxidable o vidrio templado
  • 2 termómetros con graduación hasta los 100°C
  • Moldes para jabón
  • Cuchara de madera o plástico
Evita el uso de recipientes de cobre o aluminio, ya que el hidróxido de sodio puede atacar su superficie.

Procedimiento

Detallaremos la preparación por el método frío. Aún en este método, hay que calentar ligeramente la mezcla a saponificar hasta 45ºC, para facilitar la reacción.

Para comenzar, vierte 1 litro de aceite de oliva
en un recipiente. Coloca un termómetro con graduación en este recipiente para monitorear la temperatura. Caliéntalo hasta que alcance los 45 grados Celsius aproximadamente.

Es preferible utilizar una plancha de calentamiento para controlar el proceso, ya que utilizar una estufa de gas no permite controlar adecuadamente la temperatura. Si no cuentas con esto, puedes utilizar baño de vapor (Baño María), colocando un recipiente con agua en la estufa y posteriormente el recipiente de la preparación dentro de este.

Vierte los 475 ml de agua en un vaso de vidrio. Agrega los 240 mL de la soda cáustica con cuidado, y mezcla bien. Calienta la solución de NaOH hasta 45ºC, teniendo las mismas precauciones mencionadas anteriormente.

Saponificación

Cuando la solución de soda cáustica alcance 45 grados Celsius, viértela en el aceite de oliva.

En este paso se pueden generar gases, evita entrar en contacto con ellos (trabajando en un lugar ventilado).

Vierte una cucharada de aceite esencial de tu gusto en la mezcla. Esto añadirá aroma, textura y propiedades al jabón. El aceite de coco contiene propiedades de rejuvenecimiento y antioxidante, debido a su alto contenido de vitamina E. Se puede añadir aceite de quinoa, el cual es un regenerador de células, o aceite de amaranto, que es ideal para pieles secas.

Después de añadir el segundo aceite, mezcla con una cuchara de madera o plástico hasta que se espese. Esto puede llevar de 30 minutos a 1 hora.

 

Jabón Artesanal

Si bien el jabón a base aceite de oliva puede ser un producto opaco, puedes añadir algunos componentes con el fin de hacer un jabón artesanal.
Antes de volcar el jabón a los moldes, puedes colocar en la superficie del molde rodajas de limón, naranja, o pétalos de rosa para darle un aspecto o aroma diferente. También puedes añadir al molde semillas de chía, girasol, amaranto u otras. Una vez que ganes experiencia preparando jabones, puedes investigar sobre cómo estos agregados pueden darle mejores propiedades a tu producto.

Vierte la mezcla en un molde para jabones, y cúbrelo con un paño. Colocalo producto en un cuarto oscuro y de preferencia fresco durante 5 a 10 días. Cuando el jabón tome su rigidez característica, desmóldalo y rótalo para dejarlo durante 5 o 10 días madurando del lado contrario.

El proceso de saponificación es largo, por lo general se recomienda 1 mes en total de maduración del jabón, aunque más tiempo también ayuda.

Alternativas para la producción de jabón

Existen muchas variedades de jabones que puedes preparar. En esta fabricación, y para comenzar, usamos aceite de oliva, ya que es un aceite disponible fácilmente. Pero también se pueden utilizar otros bases grasas como el aceite de coco, de palma, de soja o de maíz, los cuales proporcionarán un color, aroma y textura diferente a la del jabón preparado en base al aceite de oliva.

¡Mucha suerte con tu preparación!


[Agradecemos el aporte de Jesús Valdez en la elaboración de este artículo.]



¿Cuánto dura un jabón?

   Para responder de forma “seria” a esta pregunta debería decir que dependiendo de su formulación y del uso específico que le demos, es lógico pensar que un jabón facial dura muchísimo más que uno de ducha, pero no todo termina ahí…

   Si es usted adicto al jabón natural habrá descubierto, ya a estas alturas, el placer de girar y girar la pastilla en torno a la redecilla de ducha con la que nos gusta utilizarlos, de ver como las primeras burbujas grandes se van convirtiendo en espuma firme, de burbuja pequeña y cremosa.

   Ahí está la respuesta, depende de lo que disfrute de este ritual. Por mi parte, lo reconozco, me enjabono siempre más de una vez…

   Este es el motivo por el cual el 80% de los jabones que elaboramos son de ducha, para que nunca nos falten y evitar recurrir a un detergente (por muy “syndet” que sea). Nuestra piel lo agradece mostrándose suave, muy suave e hidratada, en una palabra: fresca.


   El jabón de hoy contiene mantecas de Cacao y Karité, así como aceites de Oliva, Coco y Ricino. Está coloreado con micas cosméticas, de ahí esos reflejos que puede apreciar en la foto; los aceites esenciales de Azahar, Bergamota, Litsea y Cedro se encargan de hacernos aún más placentera la ducha diaria.



Fuentes:
https://iquimicas.com/fabricar-jabon-bano-gratis-formula-gratis/
http://www.ingenieriaquimica.org/articulos/como-hacer-jabon
http://www.jabonesdecasa.com/

Experiencias que nos pueden ayudar: Grandes secretos y trucos para tus sembrados





Como puedes mantener tus plantas irrigadas con botellas plásticas y otras posibles soluciones para sus espacios de siembra.

Algunas Experiencias que nos pueden ayudar: Huerto del Movimiento Cultural La MINKA. Parroquia Altagracia





Hicimos una visita al espacio del Movimiento Cultural La Minka, entre las esquinas Las Delicias a Concordia en la Parroquia Altagracia. allí muy amablemente nos mostró el huerto que tienen estos compañeros de la cultura la camarada Natalia, quien nos habló, con su acento bogotano, muy emocionada del huerto en la platabanda del local donde desarrollan sus actividades los compañeros de Minka con la comunidad circundante. También nos mostraron las instalaciones donde realizan los talleres de música, danza, serigrafía y otras actividades que benefician a los que allí asisten. Tienen también una panadería social y con ellos trabaja una empresa social de uniformes escolares. 

Natalia junto a otros compañeros de La Minka participan en la Feria Conuquera, la cual se reune en los espacios del IARTES que se viene desarrollanado desde hace unos 4 años en el Parque Los Caobos, y mucho de lo que siembran en su azotea es para el trueque o la venta a la comunidad allí cada vez que se realiza.



























Brigada Agrourbana de los artistas del Colectivo Trazos Urbanos y trabajador@s para Proyecto Azotea Verde - IARTES


En la nueva etapa del Proyecto Azotea Verde-IARTES, se organizan con los trabajadores de la institución  y de los colectivos de artistas que hacen vida en la misma.

Se propone desde el equipo Coordinado del Consejo Socialista de las Trabajadoras y los Trabajadores (CSTT-IARTES), una reorganización del proyecto con la creación y establecimiento de:

1-. Las Unidades Productivas Agrourbanas (UPA):

Son zonas  que se harán en la Azotea Verde para que trabajen y siembren los miembros de las brigadas agrourbanas.

2-. Las Brigadas Agrourbanas:

Estarán conformada por 5 a 7 trabajadoras-trabajadoras y/o artistas quienes se ocuparan de una Unidad Productivas Agrourbanas (UPA).

3-. Brigadas de implementos, solicitudes de dotación y recursos agrourbanos:

Formada por 1 compañeras y/o compañeros de cada Brigada Agrourbana, rotativo según lo que se busque, los cuales se organizan para establecer una dotación de recursos para lograr mantener la sustentabilidad de la UPA.

4-. Los Viernes Verdes. Puntos de Ventas Productivos:

Se establecen como espacios de comercialización de productos agrourbanos y culturales relacionados con la siembra y creación artística de los participantes.


 Materos artísticos hecho por los artistas de pasos Trazos Urbanos, 2016

Establecida la reorganización en el proyecto, se conformaron  las 3 primeras brigadas agrourbanas, una de trabajadores y una de los artistas del Colectivo de Artistas Trazos Urbanos, quienes este jueves realizaron un taller de construcción de materos artísticos para la primera siembra en su UPA.

Como primer proceso se hace la segmentación de la azotea para las UPA, asimismo lo estructuración de las brigadas.








ALGUNOS CONSEJOS PARA PROTEGER LAS PLANTAS






miércoles, 21 de septiembre de 2016

Algunas Experiencias que nos pueden ayudar: Organopónico Bolívar 1




Inaugurado en marzo de 2003 por el presidente Hugo Chávez, se transformó en la Escuela Popular de Agricultura Urbana Bolívar 1, articulada con gran cantidad de organizaciones sociales, oficiales, educativas y militares.


Coordinado por los camaradas de la Fundación Equipo Técnico de Agricultura Urbana, quienes te atienden muy gentilmente y están presto a comunicar sobre la variedad de cultivos que vienen desarrollando en este verde espacio en pleno centro de la ciudad de Caracas.


Este espacio que cobró vida nuevamente, por iniciativa del poder popular, en el se hace trabajo voluntario y grupos de estudiantes universitarios, colectivos populares y algunos vecinos del lugar, apoyan con lo sembrado como plantas medicinales para propagarlas y luego obtener las esencias de cada una de ellas. En este momento estamos reproduciendo el ajenjo conocido como la artemisia unnua, una planta antimalárica que posee un antibiótico llamado artemisina, la cual tiene principios activos muy importantes, también tenemos el cultivo del malojillo, algunas especies de menta, toronjil, hierbabuena entre otras. También  cosechan ají, pimentón, acelgas, culantro, berenjena entre otras hortalizas y vegetales, que forman parte de la dieta de los venezolanos. 



El profesor Manuel Velásquez, es uno de los encargados de atender el espacio y vemos que está muy compenetrado con su labor de siembra agrourbana, se siente el amor a lo que hace y entre ir  y venir recolectando plantas para atender solicitudes a comunidades que desarrollan la siembra agrourbana hace intercambios de saberes y plantas con algunos visitantes y  miembros de colectivos comunitarios. Da asesoría  y también visitas guiadas a las escuelas y grupos que están interesado en la agricultura urbana, propuesta que muy recientemente se ha convertido en una bandera del pueblo venezolano para combatir la guerra económica montada por los oligopolios económicos que tiene al pueblo haciendo colas, escaseando los productos de la dieta básica de los venezolanos, y a quienes financian la actividad bachaquera en el país, asumen a especulación como presión política  y desmontan las cadenas de distribución de alimentos para presionar en favor de las fuerzas oposicionista al proceso chavista.


Estas alternativas que puede ser implementada en cualquier espacio baldío de la ciudad, en donde pudiéramos hacer en cada comunidad un pequeño organopónico, es sumamente importante que las comunidades que hacen vida en el entorno y los movimientos sociales, así como también los estudiantes de agricultura urbana, se integren en el proceso de mantener este espacio, ya que por medio de la instalación de la escuela popular de agricultura urbana, se ha venido dando un impulso, que está comenzando a dar muchos frutos, los cuales son necesarios, para lograr ciudades productivas en la medida de la posibilidades, del conocimiento sobre la agricultura urbana, sobre la productividad de alimentos para la comunidad.


Ana Felicien, quien pertenece al colectivo libre de transgénicos, expresa: “para nosotros es bastante importante estar acá, participando con todos los colectivos, que estamos vinculados a este espacio de producción de alimentos sanos, en el medio de la ciudad, una de las dimensiones más importantes de esta cayapa, es la práctica campesina, tradicional y ancestral, que nos permite fortalecer los procesos de formación, además de el impulso de la escuela de agricultura urbana donde se puede avanzar en cuanto al aprendizaje e intercambio de conocimientos y saberes”.





La agricultura urbana y periurbana, surge con la finalidad de aprovechar los espacios ociosos dentro de las ciudades para la producción de cultivos hortícolas, frutales, medicinales y ornamentales a pequeña escala, a fin de promover el autoabastecimiento y la micro economía familiar y comunitaria.



En estos espacios, se cultiva cebollín, vainitas, lechuga (romana, americana y criolla) ajoporro, nabos, pepino, calabacín, tomate, cebolla, espinaca, calabacín, remolacha, zanahoria, albahaca, perejil y cilantro, así como una gran variedad de plantas medicinales 



 En el cultivo organopónico Bolívar 1, trabajan de lunes a viernes desde las 7:00 de la mañana hasta las 3:30 de la tarde, para limpiar y acondicionar los canteros, sembrar y cosechar alimentos, los cuales se expende en una pequeña bodega que está ubicada cerca de la salida de la estación del Metro de Bellas Artes.




Modalidades de Cultivo

El Ministerio de Agricultura y Tierras (MAT), establece que  los productores urbanos pueden cultivar alimentos en huertos comunitarios, que son aquellos pequeños espacios ociosos recuperados, lo cual mejora el paisajismo, ayuda al saneamiento del ambiente  e incorporan a todos los integrantes de la comunidad.

También establece que se puede sembrar en patios productivos, los cuales son unidades de producción en patios o áreas cercanas a las casas, en las que se pueden cultivar hortalizas, plantas medicinales, entre otras.

Otra modalidad son para los productores de la ciudad los espacios organopónicos, los cuales se levantan sobre terrenos improductivos mediante la construcción de canteros, que luego son llenados con sustratos preparados con mezcla de materia orgánica y capa vegetal de suelo, para la producción de hortalizas, plantas medicinales y ornamentales.

Finalmente están las mesas escolares, las cuales son construidas de madera u otro material donde se pueden desarrollar cultivos en zonas improductivas de las áreas escolares, tales como: pasillos, patios de cemento, balcones y platabandas.


Con la creación del Ministerio del Poder Popular para la Agricultura se potenció el proceso productivo de este tipo de agricultura y nos compromete más como pueblo a asumir nuestra corresponsabilidad en el autosustento, la autogestión y la productividad de alimentos en la ciudad.


El cultivo está abierto para aquellos estudiantes, cooperativas, comunidades organizadas y voluntarios que deseen aprender sobre el cultivo de alimentos en la ciudad.



Nosotros contamos en nuestra institución con la Azotea Verde-IARTES, con la cual queremos producir a pequeña escala para cubrir necesidades de nosotros como trabajadores y en un futuro a mediano plazo para pequeña venta a los allegados a precios justos y solidarios, está



Información sobre el Organopónico Bolívar 1:

Algunas fuentes usadas: 

http://www.radiomundial.com.ve/article/huerto-organop%C3%B3nico-bol%C3%ADvar-1-acab%C3%B3-con-los-intermediarios-especuladores-de-alimentos
 http://prensamat.blogspot.com/2015/06/organoponico-bolivar-1-realiza-jornada.html
http://www.avn.info.ve/contenido/agricultura-urbana-cosecha-legumbres-y-hortalizas-entre-edificios-y-comercios