martes, 24 de mayo de 2016

Aprender para Hacer: Elaborar la mantequilla casera






Es hora de que sepas que es sorprendentemente sencilla y rápida de hacer, y sólo requiere de un ingrediente, y ese ingredientes es ‘crema para batir’.

Mantequilla y margarina, sin duda hablamos de las grasas más utilizadas en la gastronomía en todo el mundo, y probablemente sea ésta la razón por la cual todos nos preocupamos ante los efectos que pueden generar sobre nuestra salud. Mucho se ha hablado sobre lo perjudicial que pueden resultar, lo cual desencadena una polémica que parece no tener final, y es que, ¿quién no se siente tentado a utilizar aunque sea un poco?

La verdad es que muchos hablan, pero pocos demuestran y al final de cuentas, nadie sabe qué hacer. Así que dejaremos al descubierto algunos beneficios y desventajas de cada una a fin de que seas tú quien elija cuál es la que más conviene en tu cocina y, por supuesto, en tu salud.

La margarina sólo tiene vitaminas si le son añadidas, pero la mantequilla es rica en vitaminas A, D y E, además de su contenido en calcio y fósforo.



El secreto de esta receta, es la manera de cómo debemos batir la grasa en la crema espesa, ya que la podemos agitar con cualquiera de los electrodomésticos o utensilios de cocina que tengan a su disposición, bien sea, una licuadora, batidora eléctrica, un batidor manual, o un frasco de vidrio,  pero como te lo dijimos anteriormente el secreto está  es en ¡batirla bien!.

Para elaborar la mantequilla casera necesitaremos lo siguiente:

450 g. (16 onzas) de crema para batir
1/2 cucharadita de sal (opcional)

Con la licuadora:

1.- Vierte la crema para batir en la licuadora.

2.- Enciende la licuadora a velocidad alta por alrededor de 5 minutos. La solución comenzará a separarse en leche y una mantequilla más sólida.

3.-Apaga la licuadora y deja que la mezcla se asiente por alrededor de 2 minutos. La mantequilla debería subir a la superficie de la licuadora, mientras que el suero de la leche se asentará en el fondo. La mantequilla se asemejará un poco a los huevos batidos. Si la separación no ocurre, licúa la crema por unos minutos más.

Con una batidora eléctrica:

1.- Vierte la crema para batir en un recipiente.

2.- Bate la crema por varios minutos.

3.- Espera a la etapa de la separación, de la misma manera que en el método de la licuadora, la crema comenzará a separarse en mantequilla sólida y suero de leche.

Con un batidor manual:

1.- Vierte la crema para batir en un recipiente.

2.- Bate la crema por  aproximadamente 20 minutos.

3.- Espera a la etapa de la separación, de la misma manera que en el método de la licuadora, y batidora eléctrica, la crema comenzará a separarse en mantequilla sólida y suero de leche.

Utilizando un frasco de vidrio:

 

1.- Llena un frasco de vidrio a 2/3 de su capacidad con crema para batir fría. Deja espacio suficiente para agitar vigorosamente la crema dentro del frasco.

2.- Cierra el frasco ajustando bien la tapa. En este método, es muy importante que la tapa pueda ajustarse muy bien.

3.- Agita el frasco por entre 15 y 20 minutos. La crema comenzará a espesarse y el suero se separará, de la misma manera que en el método de la licuadora, la batidora eléctrica y batidora manual, donde la crema comenzará a separarse en mantequilla sólida y suero de leche.

Método de preparación

Luego de realizar el paso de batir la crema, bien sea de forma manual o eléctrica, debe de proseguir con lo siguiente:

4.- Retira la mantequilla con un colador y elimina el exceso de suero. Si lo deseas, puedes guardar el suero y utilizarlo en crepes, arepas, u otras recetas horneadas.



5.- Coloca la mantequilla en un recipiente para batir y báñala con agua fría. Este paso elimina cualquier exceso de suero, permitiendo que la mantequilla se conserve por más tiempo.

6.- Aprieta la mantequilla con las manos y forma una bola. Completa este paso mientras el chorro de agua fría cae sobre el recipiente. Continúa amasando la mantequilla hasta que el agua salga limpia.


7.- Retira la bola de mantequilla del recipiente y agrega sal si lo deseas. Cubre con papel encerado o envoltura de plástico para guardarla. Guarda la mantequilla en el refrigerador para que se enfríe o cómela de inmediato, si así lo deseas.


Consejos

Si es de gusto, puedes agrégarle sabor a tu mantequilla casera con hierbas frescas y especias antes de servir o refrigerar.



La mantequilla fresca puede durar hasta dos semanas si la guardas en el refrigerador.



Fuentes:
http://www.desdelaplaza.com/sexo-salud/preocupados-porque-consiguen-mantequilla-aqui-te-decimos-como-hacerla/
http://www.desdelaplaza.com/sexo-salud/que-es-mejor-para-tu-salud-la-mantequilla-o-margarina/


No hay comentarios.:

Publicar un comentario