sábado, 21 de mayo de 2016

Aprender para Hacer: Cómo hacer jabón de glicerina






Hacer jabones artesanos es una tarea fácil y que puede ahorrarnos un dinerillo en casa. Uno de los principales tipos de jabones caseros es el jabón de glicerina, aunque por ejemplo también se puede hacer jabón con aceite usado. Podremos elegir la esencia que más nos guste para aromatizar el jabón artesano, que también nos podrá servir como perfumar cajones y armarios. En este artículo de unComo te explicamos paso a paso cómo hacer jabón de glicerina.


Instrucciones

  1. Para poder hacer jabón de glicerina, lo primero que necesitaremos será reunir todos los ingredientes y materiales que formarán parte de nuestro jabón artesano. Así pues tendrás que comprar:
    • 1 pastilla de glicerina (disponible en tiendas de productos naturales y también en algunas farmacias)
    • Aceite de oliva virgen extra
    • Colorantes naturales (si quieres darle diferentes colores a tus jabones)
    • Aceite esencial al gusto (puede ser de coco, de lavanda, de rosa mosqueta, etc.)
    Una vez reunidos estos materiales, ¡ya podemos comenzar a preparar nuestro jabón casero con glicerina!


  2. 2. El primer paso para hacer este jabón será derretir la glicerina; para ello, corta la pastilla grande en pequeños trozos y colócala en un recipiente. Debes saber que hay diferentes maneras de realizar este paso: puedes optar por deshacer la pastilla de glicerina en el microondas o hacerlo al baño maría, como prefieras, pero recuerda siempre que deberás usar un recipiente apto para cada caso y que solo vayas a usar para hacer jabón de glicerina.
    También existe la posibilidad de usar glicerina líquida para hacer jabón, para ello deberás calentar agua y, cuando esté caliente sin llegar a hervir, añadir la glicerina para que espese. Consulta las instrucciones del fabricante para saber la cantidad de glicerina necesaria por cada litro de agua; podrás encontrar este tipo de glicerina en droguerías o tiendas especializadas.
    En ambos casos, deberás remover la glicerina para que no se formen burbujas. Se recomienda hacerlo en círculos de arriba a abajo.

    3.En el caso de que quieras teñir los jabones, añade colorante a la glicerina y mézclalo bien para que adquiera color. Puedes escoger el color que prefieras y, así, conseguir un diseño diferente, llamativo y personalizado. Piensa que este producto es únicamente estético, es decir, no aportará ningún beneficio a tu piel (aunque tampoco la perjudicará) sino que tan solo está pensado para fines estéticos.
    4. A continuación, deberás añadir el aceite esencial que más te guste para que aromatice el jabón casero a base de glicerina. Este componente SÍ que aportará propiedades a tu piel ya que cuentan con características propias, dependiendo del tipo de aceite que escojas. Por ejemplo, si escoges añadir un aceite de canela deberás saber que este limpiará la piel en profundidad, le dará un extra de hidratación y, por ende, de suavidad, además de aportarle ese aroma dulce e inconfundible.

    Puedes escoger el aceite que prefieras y, así, dotar a tu jabón de glicerina de un perfume delicioso además de propiedades muy favorables para el cuidado de tu piel.


    5. Cuando tengas todos los ingredientes mezclados y unificados, el siguiente paso consiste en volcar la mezcla de glicerina en el molde de silicona, este es el paso necesario para poder conseguir que el jabón obtenga la forma que queremos. En este momento es cuando más puedes innovar y ser original, sobre todo, si estás preparando estos jabones para hacer un regalo.

    6. Una vez volcada la mezcla en el molde, lo último que deberemos hacer es dejarla reposar durante 1 hora, aproximadamente, o hasta que veas que la pasta se ha enfriado completamente. Si quieres acelerar este proceso también puedes meter los moldes en el frigorífico y, así, conseguirás que se endurezcan mucho más rápido y se solidifiquen. 

    Cuando veas que ya está bien seco es el momento de desmoldar tu jabón de glicerina. Para ello puedes hacerlo con tus manos, con cuidado para que no se rompa, o también con utensilios de la cocina como cucharas de palo.

    7. Debes saber que la glicerina es un aliado perfecto para el cuidado de tu piel puesto que cuenta con interesantes propiedades que te ayudan a mejorar la salud de la dermis y a hidratarla profundamente. A continuación vamos a especificarte los usos de la glicerina más destacados y que podrás aprovechar con tu jabón casero:

     Hidratante natural

     Es uno de los principales motivos por los que la glicerina se ha convertido en un elemento imprescindible dentro de nuestros cuidados personales. Actúa como un potente humectante que aportará la hidratación que nuestra piel necesita para estar en óptimas condiciones tanto por dentro como por fuera.

    Perfecta para la piel seca

    Al tratarse de un potente hidratante, la glicerina es ideal para combatir algunos problemas cutáneos como puede ser la piel seca pero también para lidiar contra heridas, quemaduras o cualquier corte. El motivo es que al nutrir nuestra dermis en profundidad, se acelera el proceso de curación y regeneración celular.

    Limpieza profunda

    Además de esto, el jabón de glicerina te ayudará a limpiar la piel en profundidad gracias a sus propiedades antibacterianas; esto permite que la suciedad que haya incrustada en los poros se limpie y, por tanto, se consiga evitar la aparición de acné así como de puntos negros.
    En unComo te damos algunos trucos de belleza con glicerina que puedes realizar para aprovechar al máximo sus beneficios.

    Necesitas


    • 1 pastilla de glicerina o glicerina líquida
    • Recipiente
    • Moldes de silicona
    • Aceite esencial al gusto
    • Colorante (opcional)

Subido el 5 ago. 2010
Explicación del paso a paso sencillo de como elaborar jabones de glicerina.

Publicado el 16 dic. 2012
Dejo ideas para hacer unos jaboncitos, muy rápidos y fáciles de hacer


Otros aditivos:

Puedes añadir otros aditivos, como diferentes aceites, para una pastilla más hidratante. Algunos aceites y mantecas que van muy bien son: aceite de almendras dulces, aceite de germen de trigo (vitamina E), manteca de mango. Nunca añades más de una cucharada sopera por 500 grs de base de jabón. Demasiada cantidad de aditivo hará que tu jabón salga blando y húmedo en exceso, por lo que no cuajará bien.

Vierte en un molde:

Puedes usar casi cualquier cosa que tengas en la cocina como molde, desde una caja de mantequilla hasta un tupper ware, tazas de plástico o las bandejas plásticas donde viene encajadas algunas galletas, corta pastas (si haces una plancha fina de jabón), moldes para repostería o velas.... CUALQUIER COSA!! Una vez vertido el jabón en el molde, puede formarse burbujas de aire en la superficie. Ten siempre a mano un bote pulverizador con alcohol rebajado (alcohol de fricciones inodoro, de 85º). Con un solo pulverizado y las burbujas desaparecen instantáneamente.

Desmolda:

Si no has engrasado el molde con una ligerísima capa de aceite de maíz o de vaselina líquida, puede costarte trabajo desmoldar la pastilla. Recuerda que la base se vuelve líquida y luego, al cuajar, de nuevo se hace sólida. Por lo tanto, el jabón está adherido al molde prácticamente "al vacío". Cinco minutos en el congelador y un poco de agua caliente en la parte exterior del molde harán un buen trabajo a la hora de desmoldar tu jabón.

Úsala!!

Tu jabón estará listo para usar en cuanto se haya endurecido ("cuajado".  Si no lo vas a utilizar para darte una de las mejores duchas de tu vida, te aconsejo que lo envuelvas completamente en film plástico transparente, para evitar que se deshidrate.

Fuentes:
http://belleza.uncomo.com/articulo/como-hacer-jabon-de-glicerina-1117.html
http://belleza.uncomo.com/articulo/como-hacer-jabon-con-aceite-usado-6451.html
http://www.taringa.net/post/hazlo-tu-mismo/15505827/Elaboracion-de-jabon-artesanal-con-glicerina.html
http://www.nosotras.com/belleza/el-jabon-de-glicerina-y-sus-beneficios-para-tu-piel-398581

https://www.youtube.com/watch?v=7BjDB6smb40
https://www.youtube.com/watch?v=0WNZZQYXKOY

No hay comentarios.:

Publicar un comentario